domingo, 6 de mayo de 2007

Lo pagos correspondientes a la seguridad social "por Internet".

Como persona natural, mensualmente hago los aportes respectivos de salud, pensión y ARP de la persona que nos asiste en las labores domésticas. Ayer, en la ventanilla del banco, me dijo quien me atendió que a partir del mes próximo los bancos no recibirán las planillas si no que los pagos deberán hacerse por medios electrónicos, concretamente llenando las planillas en una página en Internet -que áun no se cual es-. Me pareció perfecto pues he tenido que hacer filas bastante largas e incluso sufrir con la negligencia de algunos funcionarios bancarios rechazando las planillas con excusas tales como que la firma no está con la tinta del mismo color del resto. Pensé en el tiempo que me ahorraría con esto para dedicarlo a alguna que otra entrada en este blog. Sin embargo, Paola mi esposa me hizo bajar de la nube:

Paola: "¿y entonces cómo harán los que aportan por cuenta propia y que no tienen acceso a Internet cuando lleguen a las ventanillas y les salgan con el mismo ridículo requerimiento? ¿Qué harán -por ejemplo- los campesinos, obreros y demás trabajadores independientes o de la economía informal para hacer semejante vuelta más aún si no tienen cuenta de ahorros en algún banco y menos computador con Internet? bla, bla, bla, ..."

Yo: Cierto, ¡qué chicharrón para todos aquellos en igual situación! ¡Ya tengo tema para el blog! , bla, bla, bla, ...

- Fin de la conversación -

No estoy seguro de las opciones o mecanismos para llevar a cabo este tipo de medidas. ¿Pensó el Ministerio de la Protección Social en algo semejante? ¿Se puso de acuerdo, este ministerio, con el de Comunicaciones para ver los mecanismos que faciliten este tipo de transacciones a aquellos sin acceso a las Tecnologías de Información y Comunicaciones -TICs-? ¿Con esa misma excusa -de hágalo usted- saldrán los recientes corresponsales no bancarios? ¿Se sentarán estos últimos a llenar el formulario en una página web con quien necesite pagar los aportes? Siendo así, ¿habrá siempre un servicio de este tipo en cualquier ciudad en cualquier oficina para asistir a alguien con el deseo de hacer sus aportes? ¿No debería ser este un medio alternativo para descongestionar las sucursales bancarias en lugar de ser una medida generalizada y radical?

¿Más ideas al respecto?

1 comentario:

Lina María dijo...

A mi me parece super lo de la planilla porque empeze hace dos meses y Olga se ahorra como 1 dia de vueltas pagando Coomeva, Susalud, el Iss, etcera. Yo no se como van a hacer los demas la verdad, no habia pensado en eso, pero para mi es lo maximo